02/04/2024 LaGaceta.com.ar (Tucumán) - Nota

Dengue: cómo afecta a los niños y qué tratamiento recomiendan

La primera muerte pediátrica del año por esta infección ocurrió hace pocos días, en Santa Fe.

Desde mediados de 2023 hasta ahora ha habido 34.088 menores enfermos de dengue en el país. La primera muerte pediátrica del año por esta infección ocurrió hace pocos días, en Santa Fe. El chico tenía seis años. Los especialistas consultados destacan que los niños también pueden llegar a desarrollar un cuadro grave de dengue, aunque en menor medida que los adultos. “Los cuadros graves dependen del número de infecciones que el paciente tuvo a lo largo de su vida, por distintas cepas. Entonces, si sos chico y tenés dengue, lo más probable es que esta sea la prima-infección, y es por eso que tenés menos chances de tener una forma grave”, afirma la doctora Pola Soto, jefa de Emergencias Pediátricas del Hospital Austral. Esta explicación confluye con otra: “Los niños tienen menores factores de riesgo: menores tasas de obesidad mórbida, de diabetes, de cardiopatías, e hipertensión arterial”, dice López, y suma: “Los chicos que desarrollan un cuadro más grave generalmente tienen factores de riesgo. Tenemos la impresión que el niño en general soporta bastante bien la fase aguda del dengue, mientras que los adolescentes tienen síntomas ya más importantes y comparables con los de los adultos”. Llegar al diagnóstico del dengue: una tarea compleja La pediatra María Juliana Cabrera, del área de Emergencias del Servicio de Pediatría del Hospital Alemán, afirma que el inicio de la primera fase de esta enfermedad en chicos es muy similar a la de los adultos. “Comienzan con fiebre alta, de difícil manejo con antitérmicos, con malestar general”, detalla. Aunque después pueden presentar signos y síntomas que son particulares de la edad. “Cuando se va la fiebre, los niños mayores de cuatro años pueden referir dolores de cabeza y detrás de los ojos. Muchas veces se señalan la frente o se toman la cabeza con las dos manos. También se asocian síntomas gastrointestinales, que pueden ser dolor abdominal, vómitos. Son mucho más frecuentes los síntomas gastrointestinales de dengue en los niños que en los adultos”, advierte. Actualmente, el diagnóstico de dengue en chicos es complejo debido a la situación viral propia del comienzo del otoño, dice: “En pediatría en este momento del año tenemos varios diagnósticos diferenciales, entonces cuando inician con fiebre tenemos que hacer un buen examen físico e interrogatorio para determinar si hay sospecha de dengue o si el cuadro puede deberse a cualquier otra virosis estacional”. Síntomas del dengue La instancia en que puede llegar a desarrollarse un cuadro grave, afirma Soto, tiene lugar cuando, después de los primeros días, la fiebre baja y comienza lo que se denomina la “etapa crítica” de la enfermedad. “Este es el momento cuando hay riesgo de hemorragias, de fiebre hemorrágica, vómitos y otras complicaciones relacionadas con dolor abdominal. Todo esto, si se manifiesta, ocurre en esta etapa, que es cuando comienza el riesgo de que bajen en forma más pronunciada las plaquetas. Hay un criterio de internación, que es cuando las plaquetas descienden abruptamente y aumenta bruscamente el hematocrito”, afirma Soto, quien destaca, a su vez, la importancia de que los padres estén atentos a las señales de alerta, que son las mismas en los chicos que en los adultos: •vómitos •diarrea •dolor abdominal intenso •sangrados •somnolencia •irritabilidad Vacunación en menores, según los expertos La vacuna disponible en nuestro país, que requiere de dos dosis aplicadas con tres meses de diferencia, está aprobada para mayores de 4 años y su uso está autorizado por el Anmat. Una de sus contraindicaciones es en personas inmunocomprometidas por tratarse de una vacuna a virus vivo atenuado. “Su aplicación es independiente de haber padecido dengue o no. La eficacia global publicada es del 90 % para evitar internaciones y cuadros graves”, afirma la pediatra, infectóloga y epidemióloga Silvina Ruvinsky, prosecretaria del Comité Nacional de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría. Al no haber recomendaciones oficiales del Ministerio de Salud, los especialistas recomiendan consultar al pediatra o médico de cabecera del niño para que ayude a decidir si es conveniente la vacunación en cada caso. “La vacunación no asegura que no contraigamos el dengue. No hay ninguna vacuna que prevenga al 100% la posibilidad de prima-infección contra el dengue. Entonces todos nos deberíamos seguir protegiéndonos con repelentes. No debemos olvidar las medidas de cuidado más difundidas: escacharrar y el repelente con la renovación adecuada de acuerdo al que usemos”, afirma Cabrera.

#79100021   Modificada: 02/04/2024 14:56 Cotización de la nota: $343.600
Audiencia: 51.600



Acceda a la nota web del medio

  
www.ejes.com | Leandro N. Alem 1110 7º piso - Buenos Aires | TE. 5352-0550