18/01/2022 La Nación - Nota - Salud - Pag. 21

Anmat: contradicción sobre el contenido de la vacuna AstraZeneca
En un expediente judicial, primero respondió que tenía grafeno y luego, que no; polémica en redes

Las contradicciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) sobre el contenido de la vacuna AstraZeneca en un expediente judicial generaron polémica en las redes sociales, luego sembraron dudas alrededor de los sueros contra el Covid-19 y terminaron con el apartamiento del fiscal de la causa en la que se investigan las causas de la muerte de Liliana Graciela Pozzi, una mujer que había sido inoculada con aquella marca.
En diciembre pasado, circuló por las redes sociales un video que se volvió viral, en el que se aseguraba que las vacunas AstraZeneca contenían óxido de grafeno, que esta sustancia entraba a las células del organismo y que, a partir de allí, podían desatarse efectos por magnetismo.
Algunos días más tarde, un usuario de Twitter volvió a encender el debate al hacer mención a la causa judicial por la muerte de Pozzi y el informe de la Anmat entregado a la Justicia, en el que el organismo indicaba que el fármaco en cuestión contenía grafeno.
Según explicó ayer la Anmat luego de la polémica en las redes sociales, ese documento incorporado al expediente judicial tenía un “error de tipeo”, que fue rectificado en una declaración testimonial posterior por la bioquímica Patricia Inés Aprea, que se desempeña como directora de Evaluación y Control de Biológicos y Radiofármacos de dicho organismo, la misma que firmó el informe presentado por escrito.
“Esta Administración Nacional aclara a la población que la Covid-19 Vaccine AstraZeneca no contiene grafeno entre sus componentes. La información sobre el contenido de grafeno surge de un error en el tipeo del Informe IF-2021-120912800- APN-DECBR#ANMAT adjunto al expediente judicial, y que fuera aclarado en la declaración del día martes 11 de enero del corriente año en la causa judicial correspondiente”, sostuvo el comunicado difundido ayer por la Anmat.
Lo que se modificó en el informe es el punto 4, que inicialmente señalaba: “En cuanto a la com- posición de la vacuna en cuestión, conforme a lo declarado, el Grafeno [sic] se encuentra dentro de los componentes de la misma”. Según se rectificó, debía decir “el Grafeno NO se encuentra dentro de los componentes de la misma”.
El interrogante sobre el componente misterioso copó las redes y se coló en las conversaciones. Según explicó a la nacion Marcelo Mariscal, investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en la Universidad de Córdoba, el grafeno está compuesto por átomos de carbono y se obtiene a partir del grafito.
“Se lo considera un material de alto impacto en la tecnología del futuro, aunque todavía es muy costosa su aplicación”, indicó el especialista en desarrollo de nuevos materiales. Mariscal enfatizó que el principal interés sobre este material está puesto en el campo tecnológico porque, además de destacarse por su resistencia, incluso más que la que tiene el acero diamantado, es “mil veces más conductor que el cobre” y puede transportar información a una mayor velocidad que la fibra óptica. Según Mariscal, su uso en cualquier tipo de vacunas está descartado por el momento.
Su versión difiere de la de Marcelo Peretta, secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos. “Los metales, como el grafeno, están en las vacunas y los medicamentos desde hace años. Se utilizan como vehículo: se “pegan” al principio activo, responsable del efecto terapéutico del medicamento, para que se mantenga en la condición adecuada hasta el momento de la ingestión o la aplicación. La controversia en este caso es que Anmat dice primero que una de las vacunas contiene este componente y, después, que no. Es muy desprolijo. Ya que reconoció el error, la autoridad regulatoria debería sacar un informe más extenso para explicarle a la población si las vacunas que revisó contienen o no grafeno, qué efecto tiene en la salud o si existe toxicidad en las dosis utilizadas”.
La trascendencia que tomó la investigación judicial a raíz de las contradicciones de la Anmat derivó también en que la Fiscalía General de San Martín le iniciara un sumario administrativo al fiscal a cargo del expediente, Carlos Insaurralde.
Es militante antivacunas, según se desprende de un video en el que registró su participación en una movilización contra los fármacos, como también en un audio de WhatsApp donde aseguró que tenía comprobado “de fuentes oficiales” [en referencia al informe incorrecto de la Anmat] que el suero en cuestión contenía grafeno en su composición.

Las dosis de AstraZeneca, bajo la lupa judicial


#33158100   Modificada: 18/01/2022 03:43 Superficie artículo: 438.23 cm²
Tirada: 121600
Difusión: 604692

Cotización de la nota: $400.977
Audiencia: 81.408


       
  
www.ejes.com | Leandro N. Alem 1110 7º piso - Buenos Aires | TE. 5352-0550