17/09/2021 La Nación - Nota - Tema del Día - Pag. 29

Tras las quejas de los padres, analizan nuevos criterios sanitarios para aislar burbujas
Soledad Vallejos
Hasta ahora, con un síntoma del virus se suspende la presencialidad

En la ciudad, son bajos los porcentajes de infectados en el ámbito educativo



Los últimos datos relevados por el Ministerio de Educación porteño confirmaron una vez más que la incidencia de Covid-19 en las escuelas es baja. Sin embargo, desde que se implementó la presencialidad plena, cuando los estudiantes regresaron a las aulas todos los días al término de las vacaciones de invierno, debieron aislarse un 97% más de burbujas por casos sospechosos con síntomas compatibles con la enfermedad que luego del testeo resultaron ser negativos.
Por eso, luego del reciente informe oficial y de repetidas quejas de los padres, que dicen que las burbujas “se pinchan todo el tiempo”, el gobierno de la ciudad discute realizar algunos cambios en el protocolo vigente. “Siempre hay un chico al que le duele la cabeza o la panza. Una madre manda un mail para informar que su hija no va porque está con mocos, entonces la burbuja se aísla. Pero a los dos días ya tiene el resultado negativo y las clases vuelven a retomarse. Así sucedió varias veces durante este último mes”, coincidieron varias familias en diálogo con la nación.
Por esa razón, pidieron flexibilizar las medidas previstas ante un caso sospechoso, para evitar que “todo el tiempo” se suspenda la presencialidad.
Al respecto, fuentes del Ministerio de Educación de la ciudad admitieron que “está en discusión un nuevo protocolo con algunos cambios, para evitar que se sigan aislando burbujas por un resfrío o un dolor de panza, pero de ninguna manera para relajar cuidados dentro de la escuela”.
Según advirtieron, no serán cambios sustanciales. La intención, repiten, “es ver cómo se puede hacer para que no se aíslen tanto sin sentido”, señalaron desde el ministerio que comanda Soledad Acuña, y agregaron que, como estrategias complementarias, ya comenzaron los testeos aleatorios a alumnos en las escuelas y las mediciones de calidad del aire con equipos de dióxido de carbono en las aulas de algunas instituciones.
“El criterio de aislamiento generalizado que se aplica hoy en las escuelas argentinas está en revisión en varios países europeos -cuenta María José Navajas, una de las fundadoras de Padres Organizados-. Algunos, como Inglaterra y Dinamarca, por ejemplo, ya lo descartaron por completo y solamente se indica aislamiento para el caso positivo confirmado por testeo. Así, el contraste con los criterios vigentes para las escuelas de la ciudad de Buenos Aires es enorme”.
Navajas menciona que desde mayo pasado el protocolo sanitario que se aplica en el ámbito escolar determina aislamiento de toda la burbuja ante la sola aparición de un único síntoma en cualquiera de los integrantes, sean alumnos o docentes. “Estos criterios implican una gran intermitencia de las clases presenciales y, cabe señalar, no se aplican en ninguna otra actividad. Solo los chicos, que son la población menos afectada por el virus, están regidos por un protocolo que se activa por un solo síntoma”, dice Navajas.

En redes sociales
Las redes sociales también se hicieron eco de esta situación, y son varios los usuarios que comparten su experiencia y reclaman que haya una revisión de las medidas vigentes. “Este tema lo vienen planteando las familias y lo comunicamos al Ministerio de Educación en distintas oportunidades -recuerda Navajas-. En estos días se difundió que se va a revisar el protocolo, y la idea es aislar y testear solamente al caso sospechoso. De todas formas, si el criterio sigue siendo aislar y testear por un único síntoma vamos a seguir sometiendo a los chicos a una exigencia que no tienen los adultos”.
Una de las posibilidades que estudia la Ciudad es que para aislar a la burbuja por un caso sospechoso el alumno deba presentar al menos dos síntomas compatibles con Covid-19. Hasta el momento, basta con tener uno solo.
Otra opción, como plantea Navajas, es que se aísle solamente el caso sospechoso hasta que realice el hisopado y presente el resultado correspondiente. De ser positivo, entonces sí la burbuja deberá aislarse. “Son todos temas que se discuten con las autoridades de Salud. Por el momento no hay nada confirmado”, insistieron las fuentes del Ministerio de Educación.
Algunos gremios docentes ya anunciaron su rechazo a cualquier cambio en el protocolo sanitario actual. Desde Ademys, adelantaron que se opondrán a cualquier tipo de flexibilización porque no están de acuerdo en que “se eliminen medidas de cuidado para toda la comunidad educativa”, sobre todo a partir de lo que sucedió con alumnos del colegio ORT, donde se confirmaron varios casos de la variante delta, aunque no se determinó que los infectados se hayan contagiado en sus aulas. Cabe aclarar que Ademys es uno de los sindicatos con menos cantidad de afiliados entre los docentes porteños.
“Nuestro pedido es que se tome en cuenta toda la experiencia y se adapten los criterios para garantizar la continuidad de la presencialidad. Tenemos herramientas disponibles para evitar la interrupción reiterada de las clases y fortalecer las medidas de cuidado, como la ventilación de las aulas y el uso de los espacios al aire libre para las actividades educativas”, concluyó Navajas.


Menciones: ejescorp


#28486196   Modificada: 17/09/2021 07:41 Superficie artículo: 556.42 cm²
Tirada: 121600
Difusión: 604692

Cotización de la nota: $449.033
Audiencia: 81.408


  
www.ejes.com | Leandro N. Alem 1110 7º piso - Buenos Aires | TE. 5352-0550